Emprender en tiempos de incertidumbre

No son muchos los que, en los tiempos de incertidumbre ante la crisis económica que vivimos, se atreven a emprender. A los que así lo hacen les consideran locos en el mejor de los casos. En mi opinión, se trata simplemente de tener una actitud basada encontrar y desarrollar tu propósito de vida, o sea, aquello por lo que realmente te merece la pena avanzar.

Ahora bien, en el momento en que nos encontramos emprender se esta convirtiendo en un acto desesperado para muchas personas, casi como un doble o nada en la ruleta o saltar desde un acantilado confiando en que las circunstancias  aseguren que al final del vuelo encontremos aquello que buscamos.

Es el último coletazo de la doctrina del emprendedor como hombre/mujer echo a si mismo. Pero en la coyuntura económica en la que sobrevivimos, están surgiendo muchos proyectos y experiencias que parten desde puntos de vista muy diferentes.

Me atrevo a compartir en este post algunos consejos para todos aquellos que se han lanzado o se quieren lanzar a emprender en tiempos de incertidumbre. Espero sirvan para algo, pero recordad, no existe un parto fácil:

 

Amplia el campo de visión.

Hay personas que se empeñan en trabajar o en querer trabajar en aquello para lo que han estudiado; cuando encuentran un trabajo de ese estilo, se apalancan en una empresa y ¡a ir tirando! Los emprendedores, en cambio, no se conforman con “ir tirando”, sino contemplan un horizonte abierto y hacen de él una visión con infinitas posibilidades. Todos tenemos un talento para algo, todos podemos hacer algo, y hay miles de “algos” por hacer y por explorar. Así que saca el gran angular de tu objetivo, y atrévete a salir del redil ¡Te vas a sorprender, seguro!

 

Ten presente que los comienzos son siempre difíciles.

No hay que rendirse ante el primer fracaso. Si tienes un propósito claro, sigue adelante. Toma los fracasos como lecciones de aprendizaje, porque para eso están. Aprender de los errores es la única forma de aprovechar cada tropiezo, y si no, que se lo pregunten a un niño cuando comienza a dar sus primeros pasos.

 

Mucho trabajo, pocos ingresos, pero siempre ilusión.

El que piensa que va a empezar a ganar dinero nada más empezar lo lleva claro. Al principio, hay que trabajar y mucho. Ten en cuenta que siempre que se siembra hay que esperar antes de recoger la cosecha. La paciencia, regada con determinación sostenida, siempre da fruto en el momento adecuado.

 

Rodéate de otros emprendedores como tú.

Lo peor que puede hacer un emprendedor que comienza es estar solo. Una de las mejores formas de apoyar y difundir tu proyecto es rodeándote de otros emprendedores, que estén igual que tú. Ampliar la red de contactos es fundamental, y las colaboraciones, aprovechando el tirón de las redes sociales, puede ser un buen comienzo para empezar a rodar y que te vayan conociendo.

 

De profesión: Multitarea.

Si eres emprendedor y el presupuesto para tu negocio está ajustado, además de director, tienes que ser también el comercial, el administrativo, el publicista, el diseñador gráfico, el webmaster, el community manager, en definitiva, tienes que ser un hombre orquesta, hasta que tu negocio vaya creciendo y puedas empezar a delegar funciones. La gestión inicial en modo multitarea es una experiencia muy dura, pero enseña mucho, y te hace comprobar la cantidad de recursos personales y habilidades que tienes y también las que no tienes, esta es la única manera de ir creciendo y desarrollarte como emprendedor.

 

El que regala, bien vende, si el que recibe lo entiende.

Este dicho popular es una gran verdad. Ser generoso, trabajar, regalar algo o realizar alguna colaboración de forma gratuita, puede que no genere beneficios inmediatos, pero a la larga sí los dará seguro.

 

Si lo eliges, lo creas.

Pese a los momentos de bajón y desaliento que siempre son inevitables en los comienzos, nunca abandones esta idea: si tú lo has elegido hacer, acabarás creándolo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Política de cookies

Discúlpanos por interrumpir tu navegación, pero las nuevas políticas europeas nos obligan a molestarte para comunicarte la obviedad de que, para el correcto funcionamiento de nuestra web, tanto nosotros como terceras empresas establecemos cookies y accedemos o almacenamos información en tu dispositivo. Esto se hace con el propósito de analizar datos estadísticos de nuestros contenidos, así como conocer mejor las preferencias de nuestra audiencia para poder brindar contenidos y publicidad de interés, tal y como se informa en nuestra política de Cookies.

Si sigues navegando estarás aceptando su uso.